Comunidad Achuar de la selva amazónica clama por la reinstalación de una universidad para asegurar el futuro de sus jóvenes

Por: Nase Lino Sumpinanch

En medio del vasto pulmón del Amazonas ecuatoriano, la comunidad indígena Achuar de Shuinmamus está luchando por garantizar el acceso a una educación universitaria de calidad para sus jóvenes. Durante años, esta comunidad ha enfrentado desafíos significativos debido a la falta de instituciones educativas superiores en su territorio, limitando las oportunidades y obstaculizando su desarrollo personal y profesional.

Hace más de una década, la comunidad Achuar estableció un convenio con una universidad en la ciudad de Cuenca. Durante los años 2004 al 2009, y posteriormente del 2009 al 2014, los jóvenes de Shuinmamus y otras comunidades allegadas tuvieron la oportunidad de cursar carreras universitarias y obtener títulos de tercer nivel. Sin embargo, el convenio llegó a su fin, dejando un vacío educativo que aún no ha sido llenado.

La situación actual es preocupante. La misión Wasakentsa, que ofrece únicamente carreras de Educación, es la única opción local para los jóvenes Achuar. Si bien es cierto que algunos optan por esta carrera obligatoriamente, muchos anhelan estudiar disciplinas más variadas y acordes a sus intereses individuales. Además, la oferta de una universidad privada en la zona resulta inalcanzable para muchos debido a los altos costos, cercanos a los $500,00 – $1.000,00 dólares por semestre.

Alfredo Mayak, síndico de la comunidad Achuar de Shuinmamus, lidera los esfuerzos para restablecer una institución universitaria en la zona. Mayak reconoce la necesidad de que los jóvenes Achuar puedan acceder a una educación universitaria integral, que les permita formarse como profesionales en áreas como derecho, medicina y otras carreras en tendencia.

Fotografía de Alfredo Mayak síndico de la comunidad Shuinmamus

Fotografía de Alfredo Mayak, síndico de la comunidad Shuinmamus.

Ante esta situación, se requiere de una respuesta inmediata por parte de las autoridades competentes. La reinstalación de una universidad en la selva amazónica de Ecuador no solo beneficiaría a la comunidad Achuar, sino que tendría un impacto positivo a nivel local y regional. Además de ofrecer una educación de calidad, la presencia de una institución de este tipo fortalecería la identidad y autoestima de los jóvenes indígenas, quienes podrían estudiar y desarrollarse en su propio entorno cultural, sin tener que migrar a áreas urbanas.

La solicitud de la comunidad Achuar ha despertado el interés y apoyo de diversos actores sociales y organizaciones indígenas que reconocen la importancia de la educación como motor de desarrollo y preservación cultural. Sin embargo, es necesaria una acción decidida por parte de las autoridades y educativas para atender esta urgente necesidad.

La educación universitaria no sólo empodera a los jóvenes Achuar, sino que también fortalece sus capacidades para abordar los desafíos actuales y futuros, como el cambio climático y la protección del medio ambiente. La selva amazónica, considerada el pulmón del planeta, requiere de profesionales capacitados y comprometidos con la sostenibilidad y la conservación de su invaluable biodiversidad.

Es fundamental que las autoridades y los responsables de la educación reconozcan la importancia de esta causa y trabajen en conjunto con la comunidad Achuar para hacer realidad su solicitud. La inclusión de las voces indígenas en la toma de decisiones educativas es esencial para garantizar una educación que responda a las necesidades y aspiraciones de las comunidades, y promueva el respeto y la valoración de su patrimonio cultural.

En última instancia, la reinstalación de una universidad en la selva amazónica de Ecuador para la comunidad Achuar no solo es un acto de justicia y equidad educativa, sino también una oportunidad para construir un futuro próspero y sostenible para las generaciones venideras. La educación es un derecho fundamental que no debe verse obstaculizado por barreras geográficas o económicas. Es hora de unir fuerzas y trabajar hacia la creación de una sociedad inclusiva y enriquecedora para todos.